RESPETO A LA VIDA

EL RESPETO A LA VIDA

En la actualidad estamos "bombardeados" por todos los medios posibles, con noticias y opiniones diversas, respecto del derecho a la vida.

La verdad está siendo manipulada acorde a diversos intereses, y teniendo en cuenta la penetración que los medios tienen, no estando el común de la gente advertida de tales manejos, "aceptando" como válido lo que se lee, se escucha o se ve, sin hacer el análisis crítico correspondiente, así como la "validez moral" de normas legales, corresponde afirmar insistentemente y sin declinar la necesidad de tener muy claros conceptos claves para saber la dimensión de lo que está en juego.

Finalmente la ciencia médica puede mostrar lo que el sentido común intuía desde siempre, hoy por hoy no es una hipótesis que la vida comienza en el mismo momento en que el óvulo es fecundado por un espermatozoide sino es un hecho científico. 

Distintas disciplinas del saber humano abonan la misma verdad, así es que la inmunología, la bioquímica, la genética, la embriología, la fisiología, la medicina, nos dan datos que no resultan discrepantes unos de otros.

De la unión de los gametos, femenino y masculino, se genera una persona única e irrepetible. Esto está plenamente demostrado dado que el ADN de la misma es diferente a la de los progenitores, si bien se puede determinar que hay similitud suficiente como para afirmar la filiación, no se puede aseverar que hay identidad total de la carga genética como para decir que es una parte del cuerpo de alguno de ellos. La diferencia con las demás personas es el “tiempo de desarrollo psicofísico” dado por el alimento material, psicológico y espiritual, que se da con el devenir de la vida.

El aborto es siempre un asesinato, cualquiera sea el eufemismo que se utilice para disfrazar el hecho de la eliminación de un ser humano, entre ellos “interrupción voluntaria del embarazo”, sea cual fuere el momento y el método que se utilice para impedir la prosecución “del tiempo de desarrollo psicofísico”, obviamente no hay diferencias con quitar la vida a un semejante ya nacido, la “diferencia” está en que a esta persona “no la vemos” dentro del vientre materno o fuera de él (embriones producto de la manipulación científica, “probetas”).

Los sucesos naturales que siguen a la fecundación son:

 

el “viaje”: de una semana aproximadamente, que realiza el huevo fecundado desde el extremo o el tercio externo de la Trompa de Falopio (lugar del encuentro óvulo-espermatozoide), multiplicándose rápidamente el número de células durante el mismo. Hoy la ciencia ha demostrado la interacción que existe entre el óvulo y el útero para preparar el lugar donde se produce la anidación.

     La importancia de conocer estos sucesos (fecundación, “viaje”, anidación) radica en los “manejos filosófico-semánticos” de los mismos.

     Algunos consideran que en ese período aún no se es persona y si por alguna causa no se anidara, el resultado no es un aborto. Siendo el óvulo fecundado un ser humano, es persona desde el mismo momento de su formación, esta condición dimana de la ley natural, no está dada por ninguna legislación y es inherente a la naturaleza misma del ser humano.

     Otros van más allá todavía y afirman que no siendo capaz el niño en formación de tener una vida autónoma no es persona; se adquiere esta condición al lograr poder vivir separado de la madre. Este acerto tampoco es banal pues se ha utilizado para justificar intervenciones de distinto tipo para interrumpir embarazos. Además el avance de la neonatología moderna va disminuyendo la edad gestacional en que es posible sobrevivir, obviamente con cuidados médicos adecuados.

Donde radica realmente la inmensidad de la gravedad del atentado contra los No Nacidos es en el criterio de aplicación de los derechos humanos en el mundo postmoderno, de cultura “liviana”, sin compromisos, de la valorización de los sentimientos sin medir consecuencias (personales, grupales o sociales), donde todo vale, existe sólo hoy, YO tengo el DERECHO de hacer lo que quiera (los deberes no me tocan) sin importar los demás, y es más aún, los no natos no tienen ningún derecho porque no existen.          

        En ese contexto solo se habla del “derecho” de la madre (o de los padres en el mejor de los casos) respecto del niño no nacido, pudiendo disponer de su vida según les plazca, a él no se le reconoce (dentro del vientre materno) ningún derecho empezando por el primero que es LA VIDA. 

         Sería muy ingenuo pensar que detrás de todo esto no existen grupos de poder que responden a intereses propios y exclusivos que quieren manejar las vidas de los demás.

         Llama a la reflexión que los llamados países del “primer mundo” tengan leyes legalizando la realización de abortos, y muchos de ellos hayan condicionado la ayuda humanitaria a otros por el incumplimiento del respeto de los derechos humanos, cabría preguntar ¿cuáles sí y cuáles no?, pero del primer derecho natural, no dado por poder humano sino por ser de esa condición, mejor no hablemos, todo este manejo demuestra que carecen de autoridad moral y obviamente hacen pensar en la existencia de segundas intenciones, seguramente disfrazadas con diversos eufemismos.

El Congreso de la Nación sancionó con fuerza de Ley la creación del "Programa Nacional de Salud Sexual y Procreación Responsable" (Ley Nacional Nº 25.673, del 30 de octubre de 2002). Varias provincias produjeron leyes, adhiriendo a la Ley Nacional. 

En la aplicación de las leyes muchas veces la acción se circunscribe a la colocación del DIU, entrega de pastillas, y provisión de preservativos, dejándose de lado lineamientos explicitados en forma taxativa en la misma ley, referido a la Procreación y Paternidad responsable. 

No se efectúa, en todos los casos, la correspondiente instrucción de todos los métodos para la Procreación Responsable, haciendo caso omiso de la necesaria educación para poder discernir por parte de los usuarios, incluso de los métodos naturales a los que la misma Ley invoca. Muchas veces no teniendo el adecuado conocimiento de las consecuencias últimas de los mismos, tampoco se trata de buscar la verdad, por parte de los que reciben, pero más grave por parte de los que proveen. 

Hay que tener muy claro el concepto que lo legal no siempre es moralmente aceptable, lo legal que se separa del derecho natural no tiene ningún sustento, siendo desde el origen del derecho totalmente ilegal e inmoral, más allá del “manejo” político de la cuestión.

Los embarazos no deseados y la manipulación científica están íntimamente relacionados a la pérdida de los valores que derivan de la responsabilidad, de la madurez y de la autenticidad de la defensa de los derechos humanos. Responsabilidad frente a nuestras propias actitudes, madurez en cuanto hay que sopesarlas en forma total (conociendo todas las consecuencias posibles de nuestros actos, buscando la verdad antes de decidir) y la autenticidad de defender realmente todos los valores humanos y para todos.

La Constitución Nacional de 1994 en el art. 75 inciso 22 dice que todos los tratados internacionales de los cuales es signatario el Estado Nacional Argentino tienen jerarquía constitucional.

Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre, Bogotá, Colombia, abril 1948, art. 1º: todo ser humano tiene derecho a la vida.

Declaración Universal de los Derechos Humanos, resolución 217 A (III), 10 de diciembre de 1948, ONU, art. 3º: todo individuo tiene derecho a la vida.

Convención Americana sobre Derechos Humanos. Pacto de San José de Costa Rica, 22 de noviembre de 1969. Entró en vigor el 18 de julio de 1978 y la Argentina ratificó el Tratado el 5 de septiembre de 1984. Art. 1º punto 2: persona es todo ser humano. Art. 4º: inciso 1º, toda persona tiene derecho a la vida a partir del momento de la concepción.

                 Dres. Ana Maria Clemente de Delfino y Jorge Alberto Delfino

                                MN 39669                   MN 39.670

 

Coqui y Jorge Delfino son expresidentes nacionales del MFC en la Argentina


VALE TODA VIDA

Renovemos la esperanza - #ValeTodaVida

Una vez más queremos renovar la esperanza de que #ValeTodaVida, así como lo hemos hecho el 8 de julio reunidos a los pies de nuestra Madre de Luján, ante la posibilidad de que se sancione la ley que permita la despenalización del aborto en nuestra Patria.

En este momento tan decisivo, queremos asumir los desafíos de la vida vulnerada y renovamos nuestra opción de cuidarla, defenderla y servirla, buscando nuevos cauces pastorales que expresen el compromiso de la Iglesia. Para ello, convocamos a cada mujer y varón de fe a ayunar y orar con fervor e insistencia. Invitamos a las parroquias, santuarios, capillas y templos a abrir sus puertas para celebrar la Misa por la Vida, rezar el santo Rosario y compartir la adoración eucarística en comunidad. 

Exhortamos vivamente a las familias que se reúnan a rezar la Oración por la Vida, de San Juan Pablo II. Los invitamos a encontrarnos unidos y en comunión espiritual animando a otros a renovar la fidelidad en el servicio y el cuidado de la vida por nacer.

Alentamos iniciativas como la asumida por los sacerdotes de nuestras villas y barrios populares con la creación del “Hogar del abrazo maternal”, para acompañar y acoger a mujeres que llevan adelante embarazos de riesgo o inesperados. 

Los días previos a la definición parlamentaria y particularmente el día 8 de agosto, diversos grupos de laicos y organizaciones expresarán, en todas las Diócesis del país, su convicción y la petición por la defensa de la vida en la legislación nacional. Como lo hemos dicho en otras oportunidades, apoyamos y animamos a participar a quienes deseen manifestarse públicamente como ciudadanos responsables para testimoniar el respeto por la vida en el marco del derecho de expresión propio de la democracia. 

Pastores y fieles nos pronunciamos una vez más –como nos dice el Papa Francisco– “de manera clara, firme y apasionada” acerca del valor de toda vida humana. No es solo un anuncio, sino un compromiso que asumimos por ser cristianos y formar parte de la sociedad argentina.

Comisiones Episcopales de:

- Laicos y Familia, 

- Comunicación Social, 

- Liturgia y 

- Pastoral de la Salud

 


jornada de oracion

El Movimiento Familiar Cristiano (MFC), que este año celebra su 70º aniversario, convocó a una jornada de adoración al Santísimo Sacramento el pasado 4 de agosto,  pidiendo “a nuestro Señor que ilumine a los senadores que el 8 de agosto debatirán el proyecto de ley de despenalización del aborto”.

 

El Movimiento Familiar Cristiano está transitando su 70º aniversario. Ante la realidad del debate por la ley de aborto, en su boletín del mes de junio, el asesor nacional, presbítero Pablo Hernando Moreno y los presidentes nacionales, Margarita y Héctor Lana, reflexionaron en torno a la situación de “las dos vidas”.

Por este motivo, el próximo sábado 4 de agosto, convocan a una jornada de adoración al Santísimo Sacramento “pidiendo a nuestro Señor que ilumine a los senadores que el 8 de agosto debatirán el proyecto de ley de despenalización del aborto”. Entre las 8 y las 20, proponen que cada comunidad organice la oración, a fin de estar unidos con la misma intención.

“Les pedimos que redoblen los esfuerzos en esta cruzada a favor de ‘las dos vidas’, pidiendo en especial por quienes tienen la responsabilidad de legislar”, anunciaron los presidentes nacionales, Margarita y Héctor Lana.

En octubre, el Movimiento Familiar Cristiano celebrará su Encuentro Nacional en Villa Giardino, Córdoba. Para más información, comunicarse por teléfono al 4308-4072, por correo electrónico, mfcarg@speedy.com.ar o en su página web www.mfcarg.org.


MISA POR LA VIDA

En este enlace se encuentra la entrevista realizada a Mons. Pedro Laxague sobre la misa por la vida en la Basílica de Luján el 8 de julio 2018. 

Gentileza de Vatican News:

 

Para leer y compartir.

Muchas gracias.

 

Saludos cordiales, 

Daniela Nicolini

Secretaria Privada del Obispo 

Obispado de Zárate - Campana


PROYECTO DE ABORTO LIBRE Y SUS AMENAZAS A LA LIBERTAD

 Por Jorge Nicolás Lafferriere

www.centrodebioetica.org

www.maternidadvulnerable.com.ar

9 de julio de 2018

El proyecto de ley que cuenta con media sanción de la Cámara de Diputados de la Nación Argentina y que entró a tratamiento del Senado admite el aborto irrestricto hasta la semana 14 y pasado ese plazo lo permite a través de tres causales que, en los hechos, supone un aborto casi sin límites durante todo el embarazo. Ello supone una claudicación en la búsqueda de políticas públicas para cuidar la vida de la madre vulnerable y su hijo, y sobre todo una profunda violación del derecho a la vida.

La “media sanción” atenta contra la vida de seres humanos y ello configura una situación injusta y de grave afectación de la convivencia. Por eso sostenemos que el proyecto debe ser rechazado en el Senado. Ahora bien, el análisis del texto permite advertir que incluye una serie de propuestas que también significan una amenaza a la libertad:

a) La libertad de elección de la madre vulnerable: el proyecto crea consejerías para la atención de las madres, pero que únicamente pueden aconsejar el aborto y sin que puedan ofrecer otras opciones reales y completas para la madre y su hijo por nacer.

b) La libertad de conciencia y pensamiento de los profesionales de la salud: el proyecto permite la objeción de conciencia pero de forma acotada, con la obligación de realizar abortos en casos “urgentes e impostergables” y creando un registro de objetores de conciencia que en los hechos genera una situación de potencial discriminación.

c) La libertad de ejercicio de la profesión: el proyecto crea un nuevo delito sumamente amplio y difuso para castigar a los médicos que dilataren injustificadamente, obstaculizaren o negaren un aborto, agravado si hubiera un perjuicio en la vida o la salud de la mujer. Este delito se cierne como amenaza sobre cualquier profesional, incluso si no es objetor pero en un caso concreto considera que no están dadas las condiciones para un aborto. La ley también dispone que nunca el médico puede pedir autorización judicial, ni requisitos de ningún tipo, bajo amenazas de sanciones contra toda persona o institución que se pronuncie en otro sentido.

d) La libertad de asociación: se prohíbe expresamente la objeción de conciencia institucional, de modo que las personas que se nuclean para iniciar proyectos comunes en el campo de la salud, no pueden ofrecer servicios a madres vulnerables sin excluir el aborto.

e) La libertad de educar: el proyecto crea Comisión Bicameral de Seguimiento de la normativa sobre salud reproductiva y educación sexual, que hará una vigilancia de todas las escuelas del país y podrá recibir denuncias de cualquier miembro de una comunidad que considere que en su institución no se cumple adecuadamente con la educación sexual.

f) La libertad de los padres: el proyecto omite toda consideración de los padres en lo concerniente a la situación de su hijo por nacer, en clara contradicción con los principios fundamentales del derecho que reconocen a ambos padres como responsables del hijo. Esos padres participaron en su libertad en la procreación y están llamados a participar con su libertad en la tarea de crianza y educación del hijo, también haciéndose cargo en los momentos en que hay situaciones de vulnerabilidad.

Como hemos dicho en otros casos, en este tipo de leyes están en juego profundas cuestiones humanas. Esperamos que el Senado rechace el proyecto con media sanción y que, luego, se impulsen medidas concretas para solucionar los problemas de fondo que afectan a la maternidad vulnerable y a la niñez, con respeto de los derechos y libertades de todos.

ACADEMIA NACIONAL DE MEDICINA

Academia Nacional de Medicina ante los proyectos de aborto

www.centrodebioetica.org

16 de abril de 2018

 

Ante el debate legislativo acerca de la despenalización del aborto, la Academia Nacional de Medicina reitera los preceptos que ha sostenido desde siempre, recordando los principios básicos de la ciencia y la práctica médicas que obligan y vinculan a todos los profesionales del país.

La salud pública argentina necesita de propuestas que cuiden y protejan a la madre y a su hijo, a la vida de la mujer y a la del niño por nacer. La obligación médica es salvar a los dos, nada bueno puede derivarse para la sociedad cuando se elige a la muerte como solución. Si el aborto clandestino es un problema sanitario corresponde a las autoridades tomar las mejores medidas preventivas y curativas sin vulnerar el derecho humano fundamental a la vida y al de los profesionales médicos a respetar sus convicciones.

Por ello, La Academia Nacional de Medicina considera:

Que el niño por nacer, científica y biológicamente es un ser humano cuya existencia comienza al momento de su concepción. Desde el punto de vista jurídico es un sujeto de derecho como lo reconoce la Constitución Nacional, los tratados internacionales anexos y los distintos códigos nacionales y provinciales de nuestro país.

Que destruir a un embrión humano significa impedir el nacimiento de un ser humano.

Que el pensamiento médico a partir de la ética hipocrática ha defendido la vida humana como condición inalienable desde la concepción. Por lo que la Academia Nacional de Medicina hace un llamado a todos los médicos del país a mantener la fidelidad a la que un día se comprometieron bajo juramento.

Que el derecho a la "objeción de conciencia" implica no ser obligado a realizar acciones que contrarían convicciones éticas o religiosas del individuo (Art.14, 19 y concordantes de la Constitución Nacional).

 

Buenos Aires, marzo 22 de 2018

Fuente: https://www.acamedbai.org.ar/pdf/declaraciones/Academia%20Nacional%20de%20Medicina%20(3).pdf


La Cámara de Diputados de la Nación ha aprobado el proyecto de despenalización del aborto. Nos duele como argentinos esta decisión.

Pero el dolor por el olvido y la exclusión de los inocentes debe transformarse en fuerza y esperanza, para seguir luchando por la dignidad de  toda vida humana.

 

Seguimos sosteniendo la necesidad que en el debate legislativo que continúa,  pueda haber diálogo. La situación de las mujeres frente a un embarazo no esperado, la exposición a la pobreza, a la marginalidad social y la violencia de género, siguen sin tener respuesta. Simplemente se ha sumado otro trauma, el aborto. Seguimos llegando tarde.

 

Tenemos la oportunidad de buscar soluciones nuevas y creativas para que ninguna mujer tenga que acudir a un aborto. La Cámara de Senadores puede ser el lugar donde se elaboren proyectos alternativos que puedan responder a las situaciones conflictivas, reconociendo el valor de toda vida y el valor de la conciencia.

 

Es necesario un diálogo sereno y reflexivo para responder a estas situaciones. Vivir el debate como una batalla ideológica nos aleja de la vida de las personas concretas. Si sólo buscamos imponer la propia idea o interés y acallar otras voces, seguimos reproduciendo violencia en el tejido de nuestra sociedad. 

 

Como Pastores, este último tiempo nos ha servido para reconocer debilidades en nuestra tarea pastoral: la educación sexual integral en nuestras instituciones educativas, el reconocimiento más pleno de la común dignidad de la mujer y el varón, y el acompañamiento a las mujeres que se ven expuestas al aborto o que han sido atravesadas por dicho trauma. Todas estas son llamadas de la realidad que nos convocan a una respuesta como Iglesia.

 

Queremos agradecer a todas las personas que, con auténtico respeto hacia el otro, han expresado sus ideas y convicciones aunque hayan sido distintas a las nuestras. 

 

Valoramos la honestidad y valentía de todos aquellos que en distintos ambientes de la sociedad han sostenido que vale toda vida y, de un modo particular, a los legisladores que han expresado esta mirada.

Con humildad y coraje, nos proponemos seguir trabajando en el servicio y el cuidado de la vida. 

 

Que María de Luján, que conoció la incertidumbre de un embarazo inesperado, interceda por el Pueblo argentino, especialmente por todas las mujeres que esperan un hijo, y por todos los niños y niñas que están en el vientre de su madre.

 

Buenos Aires, 14 de junio de 2018

Comisión Ejecutiva - Conferencia Episcopal Argentina

Comisión Episcopal de Laicos y Familia (CELAF)