ARTICULOS

CARTA A LA CDN Y LAS CDD DEL MFC Argentina

 

A la CDN, y a todas las CDD Queridos Hermanos Emefecistas:

Pido al Señor que me asista, y a mis hermanos una especial apertura de corazón, en esta hora.

El calendario nos impone la renovación de las autoridades de nuestro movimiento, tanto en el ámbito Nacional como Diocesano, y con la demora del caso impuesta por la Pandemia, nos aprestamos en el mes de Marzo a elegir a los servidores que tendrán a su cargo la tarea de hacer más grande y más vivaz a nuestro MFC.

La elección de las autoridades nacionales, conlleva una revisión de nuestras actuaciones al frente de la institución, y quizás debamos aprender a “leer” lo que pasa y lo que nos pasa en lo personal y en lo institucional.

A veces la vida nos muestra lo que debemos hacer o lo que debiéramos haber hecho.

Una vez más le pediremos al Espíritu Santo que nos inspire para elegir a los mas adecuados, al frente de cada Diócesis y en el orden Nacional, pero para que ello suceda; para que el Espíritu pueda actuar, es necesario que nuestro desempeño anterior haya nutrido al Movimiento de nuevos matrimonios, nuevas vocaciones dirigenciales, que ofrezcan su tiempo valiosísimo al Señor y a sus hermanos abordando tareas de conducción de tamaña responsabilidad.

Y a veces sucede que cuando giramos la cabeza para buscar a los nuevos dirigentes nos encontramos que escasean, que no están formados suficientemente, que no se sienten con condiciones especificas para la tarea, y entonces caemos en la tentación de pensar que debemos repetir los periodos de los que ya estaban en funciones.

Nuestro reglamento en su artículo 11 nos recomienda muy sabiamente que los dirigentes no deberán repetir exageradamente sus mandatos “Se recomienda que el mandato de todos sus integrantes no se extienda más allá de dos períodos consecutivos y uno no consecutivo, o tres períodos alternados; es decir, que no supere los tres períodos como máximo.”

Esta sabia recomendación debe ser interpretada, como un llamado de atención a la tentación de aferrarnos a una tarea, no ya para brindarla como un servicio, sino a transformarnos en un referente único, impidiendo a otros a brindarse para esa mision. Nuestra posición servidora nunca deberá transformarse en un impedimento para el desarrollo de otros dirigentes, sino más bien en un espejo donde otros vean reflejada su vocación de servicio a los demás.

Pero si cuando buscamos, alrededor nuestro no encontramos dirigentes capaces de abordar con pasión la tarea servidora, deberemos replantearnos que fue lo que no hicimos, para que se sumen matrimonios, formen nuevos grupos, aporten renovadas ideas, impulsen con la fuerza del evangelio una regeneración provechosa de los cuadros dirigenciales, y haga que más y más matrimonios conozcan la belleza del sacramento.

¿Qué nos sucede?, vemos a diario cientos de matrimonios que han perdido la alegría de vivir la gracia del sacramento, que optaron por no recibirlo, que no bautizan a sus hijos, y que caen en la chatura de una sociedad que va perdiendo su capacidad de hablar con Dios. Vemos a nuestro alrededor una generación que tiene cada vez menos hijos, sumergiéndose en un individualismo alienante, que con toda seguridad les impedirá encontrar la verdadera felicidad. Sin embargo nosotros que hemos tenido un encuentro personal con Cristo y hemos convivido con el Cristo Conyugal, no hemos sido capaces de multiplicar los cuadros de matrimonios, conformando más y más grupos con elevada formación, que le permitan al Espíritu obrar sobre ellos.

“Denles Uds. de comer”, decía Jesus previo a la multiplicación de los panes, Él hizo el milagro, pero les pidió a sus discípulos que hicieran la parte de la tarea que les estaba reservada. Los servidores que llenaron las tinajas hasta el borde, no sabían que venía después, pero lo hicieron porque Jesus se los pidió. Yo tengo la íntima convicción de que no estamos haciendo nuestra parte de la tarea, y que podríamos disponer de muchos más grupos de Nazaret, si hubiéramos entendido mejor la misión que Jesus nos había encomendado.

Este tiempo de Cuaresma que se inicia, es un momento propicio para la reflexión, la autocritica y nuestro relanzamiento personal y comunitario.

En el mes de Octubre pasado, mi esposa Silvina, partió a la casa del padre, justo en el mes en que debíamos terminar nuestro periodo en la Presidencia de la Diócesis de Jujuy, y recuerdo que nos tocó escuchar el llamado al trabajo en un momento crítico con la CDD renunciada y en conflicto.

Sucedió que, sin pertenecer nosotros a la CDD, y siendo solo espectadores de una reunión de los dirigentes Zonales y Diocesanos, vimos como se generaba una estéril discusión sobre las causas de la crisis. En ese momento; en ese mismo momento donde los dirigentes estaban resolviendo tales diferencias, comenzaron a llegar a mi celular y al de Silvina, fotografías de una charla que otros hermanos del MFC, estaba brindando a mas de 100 catequistas de la Diócesis, y recibimos también testimonios de admiración de personas que veían en el MFC, una reserva tangible para la lucha que ellos libraban a diario contra el desconocimiento de la palabra. Le estaban dando Catequesis a Catequistas y eran reconocidos y admirados por estos. ¡A pesar de todo el MFC estaba en camino!

En ese momento nos dijimos, “este es aquí y ahora un llamado personalísimo”, y poco tiempo después éramos elegidos presidentes de una CDD nueva. Todo eso sucedió en el primer semestre de 2017 y doy gracias a Dios de haber aceptado esa misión, sin saber que era la última oportunidad de hacerlo. Los hermanos que nos convocaron fueron instrumentos del Señor.

La renovación de autoridades debe ser el momento propicio para la reflexión profunda sobre si hemos hecho lo que debíamos, si estamos aceptando la misión que se nos presenta o si por caso, no será el momento de promover nuevas figuras para el trabajo, porque nosotros ya hemos hecho lo nuestro. Caben muchas posibilidades, cada matrimonio MFC,

debe mirarse hacia su interior y discernir en qué momento de su vida se encuentra, y que es lo que el Señor espera de él en este tiempo. Cada uno debe pensar que lugar le corresponde ocupar. Los que ya nos retiramos de los cargos ejecutivos, no estaremos privados de la tarea de seguir trabajando, guiando nuevos grupos, colaborando de miles de formas distintas y aportando nuestra experiencia de vida para gloria de Dios, y crecimiento del legado del Padre Pedro.

Les ruego queridos hermanos que interpreten estas líneas como una expresión franca y sincera, que nos sirva para atravesar este momento de nos toca, sin pretensiones de expresar toda la verdad ni soberbia alguna. ¡Dios los Bendiga!

VIVA EL MOVIMIENTO FAMILIAR CRISTIANO – VIVA MARIA – VIVA CRISTO JESUS

Carlos Alberto Villanueva – Diócesis de Jujuy – Febrero 2021

 



Descarga
Talentos
talentos.pdf
Documento Adobe Acrobat 49.2 KB

Descarga
La Indecision
La Indesición.pdf
Documento Adobe Acrobat 80.2 KB
Descarga
Encuentro con uno y con El
Encuentro_con_uno y_con_el.pdf
Documento Adobe Acrobat 46.5 KB
Descarga
La belleza del Matrimonio
LA BELLEZA DEL MATRIMONIO-web.pdf
Documento Adobe Acrobat 31.6 KB
Descarga
Matrimonio Homosexual
matrimonio homosexual.pdf
Documento Adobe Acrobat 249.2 KB
Descarga
Nuevos Paradigmas
Nuevos paradigmas.pdf
Documento Adobe Acrobat 54.1 KB
Descarga
Aportes Pastoral
MFC_aportes pastoral.pdf
Documento Adobe Acrobat 84.8 KB
Descarga
El día despues
El dia despues.pdf
Documento Adobe Acrobat 147.8 KB
Descarga
Espiritualidad Conyugal
ESPIRITUALIDAD CONYUGAL-web.pdf
Documento Adobe Acrobat 96.3 KB
Descarga
Lumen Fidei
lumen-fidei_sp.pdf
Documento Adobe Acrobat 512.7 KB
Descarga
No una vida, sino dos
No una vida, sino dos.pdf
Documento Adobe Acrobat 40.3 KB
Descarga
San Pío Pietrelcina
San_Pio_Pietrelcina.pdf
Documento Adobe Acrobat 155.8 KB
Descarga
Rico o Pobre
rico o poble.pdf
Documento Adobe Acrobat 18.0 KB
Descarga
EL RESPETO A LA VIDA.docx
Documento Microsoft Word 17.6 KB
Descarga
REVOLUCION CULTURAL Y FAMILIA Conferenc
Documento Microsoft Word 249.5 KB
Descarga
Francisco en Sudamerica
FranciscoenSudamerica2015.pdf
Documento Adobe Acrobat 941.8 KB
Descarga
Carta de Juanjo Aguirre
Carta de Juanjo Aguirre.docx
Documento Microsoft Word 16.0 KB
Descarga
Carta abierta a un corazón abierto
testimonio_DanielManzano.pdf
Documento Adobe Acrobat 31.1 KB


ESPACIO DE SALVADOR CASADEVALL

ESCRIBE

Salvador Casadevall

salvadorcasadevall@yahoo.com.ar

 

Descarga
La educación es el arma más poderosa p
Documento Microsoft Word 56.6 KB
Descarga
La belleza en parejas heridas pero fiele
Documento Microsoft Word 19.6 KB
Descarga
Que sean felices.docx
Documento Microsoft Word 15.0 KB
Descarga
Ser generoso y bueno hace que un matrimo
Documento Microsoft Word 50.7 KB
Descarga
Ateísmo y Ciencia de Hoy.docx
Documento Microsoft Word 32.8 KB
Descarga
La mujer debe ser considerada en toda su
Documento Microsoft Word 21.4 KB

Descarga
La mujer no es dueña absoluta de su pro
Documento Microsoft Word 47.5 KB
Descarga
La mujer no es dueña absoluta de su pro
Documento Microsoft Word 47.5 KB
Descarga
En que creemos los cristianos.docx
Documento Microsoft Word 19.0 KB
Descarga
Diez mitos.docx
Documento Microsoft Word 44.1 KB
Descarga
Elogio del infanticidio.docx
Documento Microsoft Word 31.3 KB
Descarga
Qué consecuencias psicológicas padece el
Documento Microsoft Word 38.2 KB
Descarga
Crisis_de_santidad.pdf
Documento Adobe Acrobat 27.4 KB

COMO NACIÓ EL MFC (audio)

Descarga
No es mejor esperar a bautizar a los nin
Documento Microsoft Word 16.0 KB
Descarga
Escuchar y Dialogar.doc
Documento Microsoft Word 37.0 KB
Descarga
El matrimonio natural es ciencia.docx
Documento Microsoft Word 38.6 KB
Descarga
En el hogar se aprende a ser.docx
Documento Microsoft Word 19.1 KB
Descarga
Amor sin fidelidad no es amor.pdf
Documento Adobe Acrobat 54.6 KB
Descarga
rgano sexual.pdf
Documento Adobe Acrobat 57.0 KB
Descarga
Para que tu matrimonio no sea nulo.docx
Documento Microsoft Word 45.4 KB
Descarga
El tiempo.docx
Documento Microsoft Word 17.0 KB
Descarga
Hogar y familia.docx
Documento Microsoft Word 28.2 KB
Descarga
Comenzar.pdf
Documento Adobe Acrobat 221.4 KB
Descarga
Se exalta todo lo que es ser joven.pdf
Documento Adobe Acrobat 24.5 KB